HomeEmpresaFORESTADENT Historia



Bernhard Förster (1879–1963) funda la empresa a los 27 años. Sus cierres para cadenas pronto sustituyen a los componentes que hasta entonces había que encargar a París, y rápidamente se vuelve conocido e imprescindible.

 



Foresta: el nombre se convierte en una marca de éxito. Tras la guerra, se registra la marca de relojes Foresta, que resultan un gran éxito. La empresa de Bernhard Förster es una de las primeras en comercializar relojes de pulsera automáticos.



Una vez terminada la guerra, en la que la fábrica queda totalmente destruida, se inaugura la planta original en el n.º 151 de la Westliche Karl-Friedrich-Strasse, el mismo lugar en en que seguimos fabricando nuestros producto.



Producción de relojes en los años 60. Por aquel entonces, al igual que ahora,  nuestros componentes de gran precisión requieren el máximo cuidado.



Empieza un nuevo capítulo: la ortopedia maxilar. Rolf Förster identifica la oportunidad de aprovechar la maquinaria existente y la experiencia de los técnicos cualificados para fabricar productos de ortopedia maxilar. Una historia de éxito que dura hasta la actualidad.



Un nuevo edificio y una modernización completa de la antigua planta de nuestra sede original de Pforzheim ofrecen ahora el doble de espacio. Con la inversión de más de 13 millones de euros, la empresa dirige su vista al futuro y reivindica su calidad «Made in Germany».



En 2017 se funda una nueva rama del negocio, Forestadent Implants, con el objetivo de simplificar la implantología. Con la familia de productos prowital ofrecemos un sistema de implantes basado en años de experiencia clínica.



Como siempre, en manos de la familia. En la actualidad, la cuarta generación dirige la historia de la empresa y la lleva al futuro gracias a su espíritu innovador.